Azucaraditos
Dulces / Saladas / Tragos / Sin T.A.C.C. / Tips / Azucaraditos
Azucaraditos Azucaraditos
torta-de-chocolate-y-dulce-de-leche-con-lunares-de-colores

Torta de chocolate y dulce de leche con lunares de colores

Ingredientes bizcochuelo de chocolate:

6 huevos
180 g de Azúcar Ledesma
1 cdita. de esencia de vainilla
150 g de harina 0000
30 g de cacao amargo
500 g de dulce de leche repostero para rellena

Preparación del bizcochuelo de chocolate:

Colocar los huevos y el Azúcar Ledesma en un bol metálico. Llevar sobre baño de María y batir hasta llegar a 40°C. Retirar del calor y batir con la batidora eléctrica hasta alcanzar punto letra. Perfumar con la vainilla. Tamizar dos veces la harina junto al cacao. Incorporar al batido, mezclando con espátula en forma suave y envolvente. Volcar en un molde redondo de 24 cm. de diámetro y 4 cm. de alto, enmantecado y enharinado. Hornear a 180°C de 30 a 35 minutos. El bizcochuelo está listo cuando comienza a retraerse en los bordes y un palillo insertado en el centro sale sin masa adherida. Retirar del horno y dejar reposar 5 minutos. Invertir sobre una rejilla y desmoldar. Dejar enfriar. Cortar a la mitad y rellenar con dulce de leche. Cubrir con la pasta para decorar y presentar.

Notas del bizcochuelo:

Para guardar en la heladera, dejar enfriar por completo, envolver en film y conservar hasta una semana. Para congelar, envolver cuando aun este tibio; de este modo el bizcochuelo retiene humedad y, al descongelarlo, recupera la textura de recién horneado. Se puede conservar hasta dos meses. Si se necesita cortar el bizcochuelo en capas para confeccionar tortas, conviene estacionarlo durante un día, o por lo menos durante unas horas, a fin de prevenir roturas.

Ingredientes para cubrir y decorar la torta:

500 g de pasta para cubrir y decorar tortas
C/n de colorantes comestibles a elección

Preparación y cobertura de la torta:

La pasta original es de color blanco. Amasar sobre una mesada espolvoreada con almidón de maíz hasta templar. Luego, dividir la masa de acuerdo a la cantidad de colores que hayamos decidido utilizar. Colorear incorporando el colorante elegido con la punta de un palillo. Integrar, amasando hasta lograr un color uniforme Estirar la masa coloreada, con un palo de amasar sobre una mesada previamente espolvoreada con almidón de maíz, a 5 mm de espesor la porción de masa para cubrir la torta y de 2 a 3 mm de espesor los círculos de diferentes tamaños y colores, para decorar. Cubrir la torta con una capa muy fina de dulce de leche antes de forrar, para que la pasta se adhiera. Cubrir con la masa estirada a 5 mm de espesor y adherir con cuidado. Pasar suavemente la mano por toda la superficie cubierta para que quede bien suave y no se noten imperfecciones. Pegar los círculos, pincelando cada uno con agua o clara de huevo para que queden adheridos a la masa que está cubriendo la torta.

Nota: Pasta para decorar y cubrir tortas:

La intensidad del color dependerá de la cantidad de colorante que le integremos a la masa por lo cual es importante utilizar pequeñas cantidades. La masa coloreada en contacto con el aire y también reservada de un día para otro, hará que los colores se intensifiquen. Reservar la masa siempre cubierta con papel film para que no se seque, mientras no estemos utilizándola. Todos los detalles de decoración pueden estar cortados y listos unos días antes, esto facilitara el armado. Todos los sobrantes de masa pueden guardarse en bolsas o envases herméticos en heladera para volverlos a utilizar en otra oportunidad.

Receta de Silvia Valdemoros