Azucaraditos
Dulces / Saladas / Tragos / Sin T.A.C.C. / Tips / Azucaraditos
Azucaraditos Azucaraditos

Nuestro lugar en el mundo

sin-titulo-1

Así como vos vivís en una casa y te tomás el trabajo de cuidarla, nosotros hacemos lo mismo.

Conocé nuestro hogar y enterate cómo lo preservamos.

En Ledesma tenemos un espacio de trabajo privilegiado: nuestro hogar es lindero al Parque nacional Calilegua, una hermosa extensión natural del sudeste de la provincia de Jujuy. La creación del parque data de 1979, cuando Ledesma donó parte de sus tierras para preservar este valioso ecosistema del Norte argentino. El principal objetivo de la donación fue proteger las selvas de montaña, más conocidas como yungas, y los arrollos naturales que abastecen a las poblaciones de la zona. Estas selvas y bosques de montaña poseen una amplia biodiversidad (variedad de plantas y animales) que debe ser protegida y preservada. Para lograr este importante objetivo y minimizar el impacto de la producción sobre los recursos naturales y el medioambiente, creamos el Plan de Ordenamiento Territorial y el Plan de Monitoreo Ambiental. Estos planes, que se realizan con la ayuda de la Fundación ProYungas, aseguran el cuidado del ecosistema en el que se produce la caña de azúcar y contribuyen a generar una fuerte conciencia ambiental.

¡Todo un récord!

5

¡In fraganti!

6

Cuidamos nuestra casa

Para cuidar el medioambiente es necesario que cada uno empiece por su propio hogar. Por eso, en la empresa Ledesma nos ocupamos de preservar el nuestro. Para poder producir cada vez más caña de azúcar sin dañar el ecosistema, seguimos un plan: primero estudiamos todas nuestras tierras y determinamos qué sectores pueden utilizarse para la producción y en cuáles es necesario preservar la vegetación natural. De allí resultó que de las 157.000 hectáreas que       le secnotne se ese y ,añac al ravitluc arap satpa nos 000.16 ,amsedeL aserpme al eesopespacio que utilizamos. También contamos con un programa que nos ayuda a evaluar el manejo y la conservación de las áreas productivas y silvestres. Para estudiar cada zona, contamos con unos dispositivos llamados “cámaras trampa” que permiten un seguimiento detallado de la fauna, ya que sus sensores de movimiento y calor sacan una foto automáticamente cuando un animal pasa frente a ellas. Gracias a estos estudios, hemos podido observar y monitorear una enorme variedad de especies que habitan en este territorio y son vulnerables o están amenazadas en el país.

7

8