Sustentabilidad
Yungas

Medio ambiente

Ledesma está comprometida con el desarrollo sostenible, lo que implica la protección de los recursos naturales (agua, suelo, aire) y la minimización y correcta disposición de residuos.

Recursos naturales

  • Donación de 75.000 hectáreas para la creación del Parque Nacional Calilegua.
  • Primera empresa argentina en realizar un Plan de Ordenamiento Territorial, en colaboración con la Fundación ProYungas y con el apoyo de investigadores especializados en ecología del subtrópico del CONICET y de la Universidad Nacional de Jujuy. A través de este plan, se crean zonas de reserva privada para un crecimiento compatible con el cuidado del medio ambiente.
  • Programa de sistematización de suelos: instalación de drenajes subterráneos.
  • Actualmente el área de cosecha en verde es más de un 60%. En este sistema de proceso de producción, estamos en continuo crecimiento.
  • Mejora continua de sistemas de riego.

Gestión de residuos

  • Durante las diferentes etapas de su proceso productivo, Ledesma transforma gran parte de sus subproductos (fibra y médula de caña, melaza) en nuevos productos o energía (papel, alcohol, bioetanol, biomasa).
  • Cuenta con un Sistema Integral de Tratamiento de Efluentes Líquidos que permite cumplir con la legislación vigente.
  • Realiza recolección diferenciada de residuos, lo que permite un mayor reciclaje y una adecuada disposición final.
  • En 2003 y 2004, se instalaron lavadoras de gases en las calderas, que mejoran sensiblemente los efluentes gaseosos.

Energía

Energía limpia

Ledesma realiza un aprovechamiento integral de la caña de azúcar y utiliza biomasa para generar energía renovable.

La biomasa está compuesta por parte de la fibra de la caña molida en las fábricas, y las hojas y residuos agrícolas que quedan en el campo luego de la cosecha.

El 32% de la energía consumida en nuestro complejo agroindustrial proviene de fuentes renovables generadas por biomasa y usinas hidroeléctricas del complejo.

Energía renovable

La caña de azúcar tiene muy alto rendimiento energético ya que produce hasta ocho unidades de energía por cada unidad de energía usada en su cultivo y en la producción del bioetanol que deriva de ella.

En 2004 presentamos el proyecto Mecanismo para el Desarrollo Limpio (MDL) de Naciones Unidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero; luego, en 2008, iniciamos un plan de mejora de la eficiencia de generación de energía. Reemplazamos ocho calderas antiguas de baja presión por una sola más moderna y eficiente, de alta presión. Con esta nueva caldera y utilizando la misma cantidad de biomasa, se obtuvo vapor de mayor presión que nos permitió aumentar la generación de energía eléctrica.

Además, incorporamos una planta para el procesamiento de biomasa que suma dos nuevas fuentes de energía alternativa: la denominada “malhoja” −hojas y restos vegetales que quedan en el campo luego de la cosecha− y chips de madera de plantaciones sostenibles. Transformadas en biomasa, se las utiliza para la generación de energía, que en Ledesma sustituye a las fuentes no renovables, como el gas.

Bioetanol de caña de azúcar

Somos uno de los mayores productores de este biocombustible en la Argentina. Obtenemos el bioetanol por medio de la fermentación de los azúcares, a partir del procesamiento de la caña de azúcar. Su utilización repercute positivamente en el medio ambiente ya que la caña de azúcar es un cultivo de alta energía y uno de los más eficientes en la generación de energías limpias y renovables (casi seis veces más eficiente que otros cultivos).

El uso del bioetanol permite reducir el impacto en el medio ambiente que producen los combustibles fósiles. Se estima que, junto a otros biocombustibles, movilizará el 20% del transporte mundial para el año 2040, lo que representa un crecimiento del 17% con respecto al número actual.

Mayor generación de bioenergía

Desarrollamos junto a otros ingenios y la Fundación Jujuy 3000 un biodigestor anaeróbico a escala piloto para generar energía a partir de la vinaza.

La vinaza es un residuo de la caña de azúcar que puede ser aprovechado para general biogás reemplazando al gas natural.